+34 626 707 356 info@patriciarosmar.com

Emociones Para Aplacar al Miedo y la Ansiedad

¿Quién no ha sentido alguna vez la famosa ansiedad?

Pero, ¿Qué es la Ansiedad?

Sin entrar en la parte patológica, de modo general la Ansiedad es un sentimiento. Como la propia palabra indica: “senti”= sentir + “mente”= poner la mente en lo que sentimos, es decir, interpretar, darle un significado y un juicio de valor.

La emoción básica asociada es el Miedo, imprescindible para nuestra supervivencia.

Lo que ocurre con la Ansiedad, es que tu cerebro interpreta situaciones de tu día a día que no son potencialmente peligrosas como amenazantes para ti. Resultado: que vives en una contiua angustia, incertidumbre, inquietud…

A mi me gusta explicar la Ansiedad, de forma muy simple y gráfica:

consiste en estar constantemente en el futuro con grandes dosis de negatividad e incertidumbre.

 

En dosis ajustadas es muy útil para movilizarnos frente a situaciones amenazantes o preocupantes.

Haciendo lo necesario para evitar el riesgo, neutralizarlo, asumirlo o afrontarlo adecuadamente. Ej.: nos ayuda a estudiar si estamos frente a un examen, estar alerta ante una cita o una entrevista de trabajo, huir ante un incendio, etc.

El problema viene, cuando pasamos a niveles desajustados. Pudiendo limitar tu libertad de movimientos y opciones personales.

Como todo Sentimiento, se compone de Tres Planos Diferentes en los que se manifiesta:

  1. Tu Mente. En todo lo que te Enfocas, es decir, a lo que inconscientemente prestas más atención y el Significado que le das. Generalmente, se dan los pensamientos denominados “anticipatorios”, “catastróficos” y de “selección negativa”. Son muy característicos los pensamientos tipo “Y si…”: “Y si pasa…”, “Y si no llega…”, “Y si le ocurre esto tan horrible..”. 
  2. Tu Cuerpo. El cuerpo es la principal fuente de expresión de todo lo que ourre en tu interior. Yo lo explico como la forma que tiene de comunicarse tu corazón y tu alma contigo cuando no le prestas atención. Es la forma que ella encuentra de decirte: “¡Despierta! Y escúchate de una vez”. Generalmente, la ansiedad suele sentirse en forma de sensación, de falta de aire, como de ahogo, de nudo en el estómago, de agitación interna e inquitud, sudoración fría (en las manos, en axilas…). También se puede sentir en forma de falsas ganas de comer, sin ser hambre realmente.
  3. Cómo Actúas. Todo lo que sentimos y pensamos se expresa siempre en forma de acciones y comportamientos. Y, cuanto menos conscientes somos de lo que nos está ocurriendo de verdad, más necesidad tendremos de “actuar lo que sentimos” . Pueden ser acciones como estar en constante movimiento, comer de forma compulsiva, hablar sin parar…

 

Sé que ahora esperas que te de ciertas claves para que la hagas “desaparecer”, ya que nuestra tendencia habitual es huir de ella y quitárnosla de encima cuanto antes.

Bueno, pues hoy te propongo algo bastante diferente.

No obstante, en este post te hablaba de estrategias concretas. Puedes ir a él si lo deseas: “¿Comes Cuando Sientes Ansiedad? Claves Para Controlar el Comer Emocional”.

Y sobre pautas concretas para afrontarla, las escribiré en un próximo post.

Hoy te comparto una “técnica más avanzada”.

Te confieso que tenía mis dudas en hacerlo, pero elijo afrontar mi miedo y hablar de ello.

  1. Te invito a que le des espacio. Sí, a que la dejes estar y “quedarse”. A que No Hagas Nada. Que la escuches sin huir de ella, porque algo tiene que contarte que puede que no estés atendiendo adecuadamente (si no, no estaría ¿no?).
  2. A que la observes sin juicios de valor. Que tan solo la mires con Curiosidad y Compasión.
  3. Usa tu respiración para acompañar la observación sin juicios ni críticas. Es la herramienta más potente que poseemos y lo hacemos naturalmente. Toma una gran inspiración llevando el aire hacia tu estómago y suelta todo el aire. Respira de forma pausada, lenta.
  4. Practica 3 Emociones y, en general Aptitudes en tu Vida, con frecuencia e intensidad:
    • La Gratitud. El arte de agradecer lo que tienes en tu vida, cada persona que te rodea, cada pequeña cosa, cada pequeña experiencia sea positiva o negativa…
    • El Amor. Entendido como la emoción más básica y poderosa de los seres humanos. El arte de amar a cada ser como lo que es, con sus luces y sus sombras, como seres únicos, especiales e irrepetibles. Y claro, has de empezar por tí misma para poder ofrecerlo a los demás.
    • La Abundancia. El arte de sentirte plena y completa con lo que ya eres y tienes aquí y el ahora.

 

Ahora te invito a practicarlo cada uno de los días de tu vida.

Puedes compartir tu experiencia o tus dudas aquí.

Sé que manejar determinados estados emocionales no es sencillo, así que si necesitas ayuda profesional, puedes contactarme cuando lo desees.

¡¡Te deseo un muy feliz día!!

Patricia Rosmar.-